Archivo para sant Carles Marina

EL SONIDO Y LA FURIA.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , , , on 23/02/2011 by retovueltaalmundo

Ahora que ya he podido dormir, que he podido hacerme algo caliente para comer, que ya volvemos a disponer de suministro eléctrico y ya funciona otra vez la wi-fi del puerto;  pero sobre todo ahora que ya los gallardetes penden lacios de sus drizas y las jarcias han dejado de silbar enmudecidas de asombro en medio de esta tarde tan quieta, tan apacible, tan soleada.

Ahora que la cabina de este pequeño barco que me aloja ha dejado de parecer el interior de un vagón de metro desbocado, arrojado a una aceleración inacabable, a una ciega determinación por descarrilar.

Ahora que la superficie del mar ha dejado de hervir y de levantarse pulverizada en furiosas andanadas blancas.

Ahora que ya no oímos los latigazos secos y terribles de las velas destruyéndose, despidiéndose  de nosotros, impotentes, en largos jirones como manos gigantescas.

Ahora que ya no inunda el cielo el espectáculo increíble de quinientos mástiles cayendo unánimes para volver apenas a levantar y caer, siempre caer; juntos, como un desolado bosque de metal agonizante.

Ahora que ya no se escucha crujir a los pantalanes, empujados por los cascos empeñados en tumbarse, en tirar de sus amarras como una manada de elefantes malheridos.

Ahora que ya podemos caminar erguidos, que ya descansan nuestros oídos y nuestros nervios de casi doce horas de tableteo infernal, que ya no nos asaltan los alaridos de la rachas…

Ahora me siento y escribo esto:

Ayer, día 22 de Febrero de 2011, en San Carlos de la Rápita, desde la una de la madrugada hasta las doce del mediodía,  sufrimos un temporal de viento de cojones. Y ya me disculpareis el exabrupto.

Comenzó a soplar de Norte y fue rolando a Noroeste para acabar luego Oeste y disolverse después del mediodía en vientos de dirección variable.

La velocidad del viento se mantuvo alrededor de los 50 nudos y en las rachas subió hasta los 60 y 70, dando la  máxima a las 10:15 con 86 nudos.(159,2 Km/h).

Una noche y una mañana muy largas para todos aquí, para los que vivimos en el barco y para los marineros de Sant Carles Marina, que pasaron lo suyo corriendo de un destrozo a otro y ayudando a la gente de los barcos.

Ahora todo ha vuelto a la normalidad, con algunos destrozos, pero subyace en el recuerdo el sonido y la furia, lo evidente de nuestra insignificancia ante la potencia de los elementos.

Os dejo un vídeo, o dos…no sé.

Luis Miranda, 23 de Febrero de 2011 desde el Vito.

Anuncios