DOS VUELTAS AL MUNDO 2ª parte.

Navegando con el “VITO”, Canal de Mallorca, 14 de Septiembre de 2010.

Aquí estoy de nuevo.

Parece que ya alguien, por el último comentario que he leído en la entrada anterior,  ha resuelto la ecuación. No sé si de forma consciente, ó inconscientemente llevada por el mismo título de la entrada. Probablemente seáis muchos los que habéis llegado a la misma conclusión, pero parece que nadie se animaba a reflejarlo en un comentario.

Efectivamente, la solución para poder dar esa vuelta al mundo tal y como esta descrita en mi proyecto inicial y que ahora mismo, por falta de medios y patrocinadores, es imposible, es dar dos;  hacerla dos veces, circunnavegar el planeta primero una vez y luego otra.

Esta es mi solución, lo que he decidido hacer, mi respuesta a la situación en la que me encuentro.

Ya imagino que esto resultará cuando menos chocante para muchos; casi puedo ver algunas cejas levantadas hasta ocultar la frente, los ojos muy abiertos, la inmediata pregunta en la boca: ¿Pero con qué nos sale este tío ahora…?.

Lo sé;  y aunque hace tiempo que lo tengo decidido nadie sabe el vértigo que me produce escribir aquí estas líneas.  Pero todo tiene su lógica y si analizamos todo lo que ha ocurrido en este último año, desde que hice público mi propósito, y el porqué, veremos que todo conduce a esta solución.

Porque la otra raíz, la otra X; es decir,  abandonarlo todo y volverme a casa, nadar de vuelta a la orilla y dejarlo estar; esa otra alternativa ya quedó claro que no la considero, que no voy a abandonar lo que me he propuesto hacer ni a dejar de lado las ideas, los motivos y el espíritu que animan este proyecto. Tampoco estoy dispuesto a permanecer otro año en tierra esperando o buscando unos patrocinadores y unas ayudas que, si no cambio mis circunstancias, se que no llegarán jamás.

Tendré que arreglármelas con lo que tengo a mano, con mis medios y mis herramientas y salir, a no tardar mucho, con lo que tenga. Sólo este primer viaje, ahora con escalas y por una ruta menos exigente, aunque con un barco  aun de menor entidad que el Puma, hará posible el otro, el de mi proyecto original.

A partir de ahora en este blog empezaremos a hablar de otras cosas. Primero explicaré la lógica y los motivos de esta decisión. Luego ya hablaremos de cómo preparar este viaje, de cómo acondicionar un barco, demasiado pequeño y demasiado ligero para esta travesía y de cómo hacerlo con lo mínimo. También de las escalas posibles y de la ruta. De todos los elementos que se podrán ensayar o de algún modo poner a prueba con vistas al segundo viaje.

Muchas veces las cosas que nos enseña la mar las podemos aplicar en la vida y una de ellas es que se ha de ser firme pero flexible a la vez, quizá mejor que firme, tenaz.  Uno puede querer llegar a un puerto y tener la mar contraria en un rumbo directo.  Ni se desiste de alcanzar el puerto ni tampoco se obceca uno en mantener su rumbo batiendo contra una mar que rompe de proa y que por fuerte que seas cuando quiera te destruirá. Hay que variar el rumbo, posicionar el barco donde conviene, negociar las olas, aliarte con su fuerza y aprovecharla, no llevarle la contraria, acariciar el agua en lugar de romperla. Darás un gran rodeo pero llegarás a puerto.

Y tal vez ese rodeo haga el viaje aun más hermoso…

Luis Miranda, 21 de Enero de 2010 desde la sala de lectura de Sant Carles Marina.

Anuncios

7 comentarios to “DOS VUELTAS AL MUNDO 2ª parte.”

  1. Hola Luís.

    Aún lamentando las frustraciones y desengaños que en todo este tiempo has padecido y tenido que superar, he de decirte que me alegro del nuevo enfoque de tu proyecto. Dada mi opinión sobre aquél (el inicial), que ahora dejas en un segundo plano, me he limitado a seguirte en silencio en tu blog. Tenía claro que no iba a ser yo quien empujara tu bicicleta en la ascensión a semejante puerto, pero tampoco se trataba de meterte palos entre los radios.

    Espero ansioso a conocer los detalles de este nuevo “primer viaje” para crearme una opinión sobre el mismo.

    Por cierto…¿por qué el cambio de barco?. Lo hubiera entendido si hubiera sido para pasar a otro de mayor eslora, habitabilidad y tonelaje, pero….para ir a otro “de menor porte”…

    Un saludo.

    J.J. (Feliz propietario de un P26)

    (P.D.: No sé si es por el tamaño, la negrita, o el tipo de letra, pero tu última intervención en el blog se lee mucho peor (o por lo menos a mí me lo ha parecido) que las anteriores. Por comentar….)

  2. Lo que no te mata, te hace más fuerte.
    Pasito a pasito, ya sabes con quien puedes contar.

    Saludetes,

  3. Eva (Bohemia) Says:

    Eres joven, tienes fuerza, busca la felicidad en las pequeñas metas. Creo que tienes muchos amigos y personas que te apreciamos en cada puerto al que llegues, sólo tienes que avisar.
    No dejes de expresar aquí tus sueños, tus ideas, lo que se te pase por la cabeza, y si hay que dar un cambio de rumbo porque no queda otro remedio, pues oye, se dá.
    Los verdaderos marinos son humildes hombres de paciencia y saben que a veces los retiene en puerto el viento huracanado que les impide hacerse a la mar, y cuando sueltan amarras a menudo se encuentran con vientos en contra que hay que sortear, sin olvidar las encalmadas que los retienen y retrasan el viaje. Pero no por ello, se rinden y cambian su amor por el mar (por muchas putadas que éste pueda hacernos).

    Abrazos,

    Eva-K. Bohemia.

  4. Salvador ribes Says:

    Estaré encantado de recibir tus noticias y ver cómo preparas la singladura.
    Ánimo

  5. Perpetuum Mobile

    Esa es la clave, estar en movimiento. El movimiento es la base de la acción y la acción es el origen de los cambios.

    Ya sabes navegante, el mundo es de los que se mueven.

    Un abrazo desde mi Cabo Leeuwin.

    Anne

  6. Salvador ribes Says:

    uaaaaaaaaaaaaaaaaa. Lástima soy un apasionado pumero y hubiese seguido tus pasos……algún día. De todas formas ánimo y ya me contarás cómo te lo organizas. Me interesa mucho saber los pormenores de logística, seguros, presupuestos, rutas etc…

    Navega yaaaaaaaaaaaa. Solo se vive una vez. y cuando hayas dado la vuelta al mundo habrás cumplido.
    Un abrazo

  7. Herik Says:

    Ahora si que no lo entiendo… seguramente tendrá su lógica… así que aguardamos impacientes los detalles… Y si eres tan amable te agradecería nos expliques el porque de los cambios.
    Entiendo que incluyas escalas… pero por que el cambio del barco??? Me encantaba la idea del PUMA26… yo adoro ese barco. Es duro de pelar… muy marinero y soporta mar y vientos impropios para su eslora.
    En cualquiera de los casos seguiré tu aventura, si nos brindas la posibilidad.

    Un saludo y suerte Luis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: